¿Cuánto tiempo después del entrenamiento debo ducharme (y por qué)?

Respuesta exacta: 20-30 minutos

Un ejercicio saludable puede darle una nueva oportunidad de vida. Sin embargo, combinar un entrenamiento con el trabajo, las obligaciones familiares y todo lo demás en la vida puede dejarte con un tiempo limitado en el gimnasio. Es posible correr de la caminadora a la ducha y al automóvil, o saltarse la ducha por completo.

Lo primero que quieres hacer después de un duro entrenamiento es quitarte el sudoroso atuendo del gimnasio y darte una ducha fría y relajante.

Ducharse después de hacer ejercicio no solo se siente bien, sino que también ayuda a prevenir erupciones y brotes causados ​​por gérmenes que proliferan rápidamente en la piel como resultado del cuerpo sudoroso. Ahora bien, la pregunta que surge es ¿cuánto tiempo después de hacer ejercicio debes ducharte?

¿Cuánto tiempo después del entrenamiento debo ducharme?

¿Cuánto tiempo después del entrenamiento debo ducharme?

Ducha de agua calienteRelajación en 20-30 minutos
Ducha fríaRelajación en 10 Minutos

Es crucial refrescarse después de un entrenamiento regular antes de salir del gimnasio. El calentamiento es el polo opuesto del enfriamiento. Debido a que desea que su cuerpo regrese a su estado de reposo, los estiramientos de enfriamiento de baja intensidad son esenciales. También ayuda en la regulación de la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal.

Puedes ducharte tan pronto como dejes de sudar intensamente, lo que debería tomar alrededor de 20 a 30 minutos. Si bien la espera puede ser agravante, puede aprovechar la oportunidad de reponer su cuerpo bebiendo mucha agua o jugo.

Rutina de ejercicio

Por lo tanto, la próxima vez que tenga ganas de saltar inmediatamente bajo el agua de la ducha, recuerde darle a su cuerpo algo de tiempo para que se enfríe y se seque el sudor.

Lea también  ¿Cuánto dura la candidiasis bucal (y por qué)?

¿Por qué tomar una ducha después del entrenamiento?

Tomar una ducha después de un entrenamiento ayuda a la recuperación muscular y aumenta la capacidad de su cuerpo para recuperarse y prepararse para la próxima sesión.

La ducha puede ayudar a eliminar el ácido láctico de los músculos, que es una reacción química normal que produce molestias. Se ha demostrado que la inmersión en agua fría (como un baño de hielo) lo ayuda a recuperarse más rápido después del entrenamiento de fuerza y ​​al mismo tiempo lo ayuda a desarrollar músculo.

Ducha caliente o fría

Después de una sesión de entrenamiento, una ducha de agua caliente abrasadora puede sentirse increíble en sus músculos, pero una ducha fría puede ser el medio más científicamente respaldado para enjuagar su transpiración.

La razón de esto es que la ducha ayuda a eliminar el ácido láctico, un proceso químico normal que causa dolor muscular.

La inmersión en agua fría, como un baño de hielo, ayuda a una recuperación más rápida después de un entrenamiento de fuerza, así como a la construcción y recuperación muscular. Además, después de hacer ejercicio en un entorno de alta temperatura, una ducha fría puede ayudarlo a reducir rápidamente su ritmo cardíaco y disminuir el estrés cardíaco.

Ducharse

Beneficios

Si no te lavas la cara después de hacer ejercicio, el sudor y los aceites naturales que se acumulan en la piel pueden provocar una acumulación cerosa, que puede irritar los poros y contribuir a los brotes de acné.

Ducharse después de sudar es especialmente crucial si hace muchos ejercicios al aire libre, como trotar, para eliminar contaminantes como el polvo y el smog de su piel.

Estos poros pueden obstruirse con células de la piel o sudor adicional si no se limpia el cuerpo inmediatamente después de sudar mucho. Los brotes de acné también pueden ser causados ​​por poros obstruidos.

Lea también  ¿Cuánto tiempo después del corte se puede suturar (y por qué)?

Conclusión

Ducharse después de un entrenamiento es un aspecto importante de su régimen posterior al entrenamiento. No solo lo limpia y lo protege contra los brotes, sino que también reduce naturalmente su frecuencia cardíaca y su temperatura central.

Es mejor tomar una ducha tibia o fría. Si desea mejorar su rendimiento atlético y el tiempo de recuperación, un baño de hielo puede ser preferible a una ducha. Se recomienda que se duche 20 a 30 minutos después de su entrenamiento.

Después de relajar su cuerpo con estiramientos y ejercicios suaves como yoga o trotar, comience a ducharse con una temperatura tibia o ligeramente tibia para un rendimiento óptimo.

Referencias

  1. https://fsu.digital.flvc.org/islandora/object/fsu%3A18083
  2. https://arc.aiaa.org/doi/pdf/10.2514/6.IAC-06-B4.4.05
  3. https://arxiv.org/abs/astro-ph/9911331

Avatar de Nidhi

AcercaNidhi

¡Hola! Soy Nidhi.

Aquí en EHL, todo se trata de recetas deliciosas y fáciles para entretenimiento informal. Así que ven y únete a mí en la playa, relájate y disfruta de la comida.

10 Comentarios

  1. Generalmente no sigo un límite de tiempo estricto para ducharme después de hacer ejercicio, pero definitivamente veo los beneficios de esperar entre 20 y 30 minutos para limpiarme.

  2. Siempre he sido partidario de ducharme después de hacer ejercicio, pero no tenía idea de que estaba relacionado con la recuperación muscular y la regulación del ritmo cardíaco.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *