ALS y PLS son enfermedades que afectan el sistema nervioso en el mundo moderno. Es importante ser consciente de estas enfermedades y sus diferencias.

Ambas enfermedades se presentan en personas mayores de 40 años. Sin embargo, es posible ser diagnosticado con cualquiera de estas enfermedades a cualquier edad.

ELA vs PLS

La principal diferencia entre ALS (esclerosis lateral amiotrófica) y PLS (esclerosis lateral primaria) es que la esclerosis lateral amiotrófica afecta las neuronas motoras superiores e inferiores.
Por otro lado, la esclerosis lateral primaria afecta solo a las neuronas motoras superiores.

Se sabe que la ELA, un tipo de enfermedad progresiva del sistema neuronal, es una enfermedad muy mortal. Hasta la fecha no se ha encontrado ninguna cura para la esclerosis lateral amiotrófica. También se desconoce la causa de la mayoría de los casos de esta enfermedad neuronal.

Se sabe que la PLS, una enfermedad progresiva del sistema neuronal, es una versión menos mortal de la ELA. Algunos académicos incluso argumentan en contra de que la PLS sea una enfermedad separada y, en cambio, dicen que es simplemente una versión menos grave de la ELA, que puede conducir a la ELA en el futuro.

Tabla de comparación entre ALS y PLS

Parámetro de comparaciónLa esclerosis lateral amiotrófica Esclerosis lateral primaria
Neuronas afectadas La ELA afecta tanto a las neuronas motoras superiores como a las inferiores.El PLS afecta solo a las neuronas motoras superiores.
Esperanza de vida No se sabe que PLS reduzca la esperanza de vida.La expectativa de vida promedio es de aproximadamente 2 a 5 años después del diagnóstico.
CausaSe desconoce la causa de la ELA. El PLS juvenil es causado por mutaciones en un gen llamado ALS2.
Aparición La ELA tiene una tasa de incidencia de alrededor de 2 personas de cada 100,000 XNUMX cada año. Se sabe que PLS tiene una tasa de incidencia de aproximadamente 1 caso cada 10 millones de personas por año.
Naturaleza hereditaria Toda persona con ELA tiene un 50 % de posibilidades de transmitir la enfermedad a su descendencia. PLS no se considera una enfermedad genética ya que la mayoría de los casos ocurren esporádicamente.

¿Qué es la ALS?

La ELA, abreviatura de esclerosis lateral amiotrófica, es una enfermedad progresiva del sistema nervioso. Afecta a las células nerviosas de la médula espinal y del cerebro, lo que provoca una incapacidad de control muscular.

Lea también  ¿Cuánto durarían los edificios sin humanos (¿y por qué?)

Se llama enfermedad de Lou Gehrig, en honor al jugador de béisbol conocido popularmente por haber heredado la enfermedad.

Se sabe que entre el 5% y el 10% de los casos de ELA son hereditarios. La causa del resto se desconoce.

La ELA comienza a menor escala. Podría comenzar con contracciones musculares, dificultad para pronunciar palabras o debilidad en las extremidades.

Es una enfermedad mortal que se sabe que mata entre dos y cinco años después del diagnóstico. No tiene cura.

Los síntomas de la ELA varían de persona a persona. Algunos síntomas comunes observados son:

  • Dificultad para caminar
  • Tropezar y caer
  • Debilidad en pies, piernas y tobillos.
  • Mano Debilidad o torpeza
  • Habla Slurred
  • Dificultad para tragar
  • Calambres musculares
  • Reír, llorar o bostezar de forma inapropiada
  • Contracciones en brazos, hombros y lengua.

La ELA hace que las neuronas motoras se deterioren y finalmente mueran. Cuando las neuronas motoras están dañadas, no pueden enviar mensajes entre el cerebro y la médula espinal ni a los músculos de todo el cuerpo. Esto impide que los músculos funcionen normalmente.

¿Qué es PLS?

Al igual que la ELA, la PLS es una enfermedad degenerativa progresiva de las neuronas motoras.

El progreso de la PLS es más gradual y menos devastador que el de la ELA. Gracias a ello, PLS no acorta la esperanza de vida de sus víctimas.

PLS no resulta en pérdida de masa muscular. Aunque es incapacitante, no es fatal. Algunos especialistas en ALS también creen que PLS puede ser una enfermedad en el continuo de ALS y puede no ser una enfermedad separada en sí misma. Solo un tipo de ELA de progreso lento.

Esto también se debe a que la PLS tiene el potencial de reclasificarse como ELA si tanto las neuronas motoras superiores como las inferiores comienzan a verse afectadas con el tiempo.

Lea también  ¿Cuánto tiempo lleva convertirse en un RN?

PLS comienza con rigidez y dolor debido a la espasticidad. Gradualmente, PLS puede desarrollar problemas de equilibrio y dolores de espalda y cuello.

A medida que las extremidades superiores empiezan a verse afectadas, las tareas diarias se vuelven cada vez más difíciles. Los impedimentos del habla comienzan a desarrollarse. La deglución y la respiración se ven comprometidas en las últimas etapas de la enfermedad.

Ningún tratamiento retarda o revierte el PLS. Los síntomas se pueden tratar con medicamentos para reducir el dolor, los calambres musculares y la espasticidad muscular. La fisioterapia también puede combatir la inmovilidad de las articulaciones y la logopedia para aquellos afectados por los músculos faciales.

El rango de edad para el inicio de la ELA oscila entre los 35 y los 66 años, con una mediana de edad de alrededor de 50.5 años.

Se recomienda a las personas que sufren de PLS que visiten a los neurólogos con regularidad para que les hagan pruebas de degeneración neuronal característica de la ELA.

Principales diferencias entre ALS y PLS

  1. La ELA afecta tanto a las neuronas motoras superiores como a las inferiores de la persona afectada. Se sabe que el PLS, al ser menos grave, sólo afecta a las neuronas motoras superiores.
  2. El PLS, al ser una enfermedad menos grave, no reduce la esperanza de vida. Se sabe que la ELA mata a personas afectadas entre dos y cinco años después del diagnóstico.
  3. Se desconoce la causa de la ELA y una pequeña minoría de los casos son hereditarios. El PLS es causado por mutaciones en un gen llamado ALS2.
  4. La PLS es una enfermedad menos frecuente que la ELA y afecta a una persona de cada 1 millones, en comparación con la ELA, que afecta a 10 de cada 200 millones.
  5. Las posibilidades de que una persona reciba ELA de un padre que padezca la enfermedad es de alrededor del 50%. PLS ocurre más esporádicamente.

Conclusión

Es importante aumentar la conciencia sobre estas enfermedades. Como se desconocen sus causas, pueden afectar a cualquier persona en cualquier momento.

Tener conocimientos básicos sobre determinadas enfermedades ayuda a diagnosticar estas enfermedades a tiempo. Esto también puede conducir a que el tratamiento se inicie a tiempo, lo que puede prolongar la esperanza de vida de la persona afectada en casos más mortales.

Ser tomado por sorpresa por verse afectado por una enfermedad de este tipo o por un miembro de la familia afectado puede ser devastador. Tener más conocimiento sobre este tema debería ayudarte a combatirlo mejor.

Referencias

  1. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0896627306007252
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352340920311410